domingo, 27 de octubre de 2013

Evocación de Magritte

Nuncamás entiende a la perfección lo que es tener pájaros en la cabeza.
No es pernicioso. Por el contrario: muy recomendable para quien desee percibir la realidad desde la otra orilla, haciendo uso de la rara habilidad de algunos seres humanos para pensar lateralmente. Y sin olvidar el paraguas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada